Cuando se habla de robots se piensa en un futuro en el que todo estará automatizado y harán la vida más fácil a los ciudadanos. Puede que se esté más cerca de lo que se cree. Los avances científicos y técnicos en esta materia continúan ofreciendo nuevos hitos. Así, Atlas, uno de los modelos de robots de Boston Dynamics, firma especializada propiedad de Alphabet, ya es capaz de realizar tareas domésticas, lo que supone un gran logro para el sector.

Según recoge IEEE Spectrum, publicación norteamericana editada por el Instituto de Ingenieros Eléctrónicos, este robot, capaz de practicar incluso kárate, ha seguido mejorando su desarrollo en los últimos meses aprendiendo a completar tareas más útiles gracias al trabajo de IHMC (Institute for Human and Machine Cognition) de Florida. Una de ellas es barrer de manera práctica. Este comportamiento anticipa la llegada de un robot mayordomo en los próximos años.

Para la demostración, el robot funciona en modo coactivo, por lo que su manejo no es tan sencillo como utilizar un controlador remoto. «Le digo a través de una interfaz de usuario que quiero coger una botella de la mesa», señala John Carff, uno de los científicos de IHMC. «A continuación, el robot me dice cómo moverá todo su cuerpo para llegar a un lugar a través de una vista previa en la interfaz de usuario. Si yo estoy de acuerdo con el plan de de acción al que el robot ha llegado le doy el sí para ejecutar ese movimiento».

https://youtu.be/r0qWVKcJR3w
El reto es lograr una mayor autonomía. «Se necesita mucha paciencia para ser un operador de robot. Cuando se acerca a una tarea o situación que nunca ha visto antes es necesario pensar en varias maneras diferentes de completarla y averiguar el mejor enfoque para el robot», matiza. Los expertos reconocen, no obstante, que hay mucho espacio de mejora gracias a la implementación y desarrollo de nuevos algoritmos de control y programación para que, de forma automática, el robot anticipe los movimientos a realiza ante una acción requerida.

Atlas puede caminar en sus dos piernas de metal y cables, dejando libre sus dos extremidades superiores para levantar, cargar o manipular más cosas. Está pensado para que en un terreno complicado pueda moverse sin problema o abrirse paso. Posee manos diseñadas para usar herramientas, del mismo modo que lo haría un ser humano. Tiene 28 articulaciones hidráulicas, dos brazos, dos piernas, pies, manos y cabeza, así como sensor de torso. Incluye cámaras y un telémetro láser.