No hay nada más cómodo (y a la vez más peligroso) que pagar sin necesidad de abrir la cartera o de coger el smartphone. Esto es precisamente lo que propone Google Hands Free. Ahora ha llegado el momento de ponerlo en marcha.

El gigante de Internet ha anunciado esta semana que está experimentando con un sistema que permitiría utilizar los monederos digitales sin necesidad siquiera de sacar la tarjeta o dinero en efectivo. Lo único que tendrá que hacerse para pagar con Hands Free será decir al cajero que el pagó se hará con Google.

«Hands Free» (manos libres), como su nombre indica, tiene por objetivo permitir a la gente realizar compras sin necesidad de sacar un teléfono o una cartera. Los clientes deben hacerse un perfil (con foto) a través de una aplicación gratuita, disponible tanto para iOS y Android. El cliente solo tendrá que decir que va a pagar con Google al cajero de un establecimiento que admita los soportes de «Hands Free», según publica Macrumors.

Cuando esté listo para la compra, los clientes pueden decir «voy a pagar con Google», y el cajero confirmará el pago usando las iniciales de la persona y la foto asociada con la aplicación gratuita. Este sistema de manos libres para pagar con el móvil ha estado disponible en teléfonos inteligentes iOS y Android en un pequeño número de restaurantes de la zona de Silicon Valley, incluido McDonald’s. Google está utilizando una identificación visual a través de una cámara en la tienda para confirmar la identidad basada en la imagen de perfil de «Hands Free».

Como sucede con «Android Pay», «Hands Free» no transmite los detalles de las tarjetas a los comerciantes. Google ha asegurado que los pagos son totalmente de confianza, que las tiendas nunca van a conocer los datos de las tarjetas de crédito. La compañía ha insistido en que los clientes recibirán una notificación instantánea en el momento en el que se realice un pago, y que se analizará de forma automática la actividad de la cuenta para detectar movimientos sospechosos.