Resumen

 

Hoy por primera vez analizamos un producto de Raijintek, empresa que está abriendose paso poco a poco y haciéndole frente a muchas empresas del sector con su gama de disipadores, ofreciendo productos de calidad a muy buen precio.

El Themis tiene unas dimensiones de 122 x 50 x 158 mm, su cuerpo y sus aletas están construidas con aluminio y su base y heat pipes de 8mm están construidos en cobre para mejorar la disipación térmica.

Junto al disipador se nos incluye un ventilador de 120 mm con control PWM que proporcionan un más que suficiente flujo de aire.

A continuación pueden ver las características principales del Raijintek Themis:

 

Embalaje

 

El disipador Raijintek Themis viene en una caja de cartón casi cuadrada, que se suele ver en todos los disipadores por aire de características similares a este. Dicha caja tiene un color base blanco, con algunos detalles en rojo, característicos de la marca, además en su parte frontal podemos apreciar una imagen de gran tamaño de este disipador, así como logotipos y nombre.

 

En la parte posterior de la caja podemos ver imágenes más en detalle de este disipador.

 

En la parte lateral izquierda encontramos una tabla con las características técnicas del Raijintek Themis.

En la parte lateral derecha encontraremos información acerca del disipador, y una imagen aérea del mismo.

 

Tras sacar de la caja el disipador y el ventilador, encontramos un manual de instalación y dos bolsas que contienen en su interior un backplate, tornillería, sujecciones anti-vibración para sujetar el ventilador, varias piezas para sujetar correctamente el disipador según la plataforma (AMD e Intel) y pasta térmica.

Raijintek Themis

 

El Raijintek Themis tiene una medidas de 122 x 50 x 128 mm y un peso de 448 gramos, como podemos apreciar es un disipador muy compacto, compuesto por un total de 54 aletas de aluminio.

 

Entre estas aletas de aluminio pasan 3 heatpipes de cobre con un diámetro de 8 mm, que hacen contacto directo con el disipador en su base.

 

En la parte superior del disipador encontramos el logotipo de Raijintek, además podemos observar unas mellas en la zona central que le dan un diseño atractivo y unas hendiduras a cada lado que nos sirven para sujetar el ventilador con los 4 enganches anti-vibración.

 

En cuanto al ventilador podemos decir que es de color blanco en sus aspas y rojo en el marco exterior, y con un tamaño de 120 mm (120 x 120 x 25 mm). Estos ventiladores son PWM y tienen una velocidad de giro que va desde las 1000 hasta las 1500 RPM. Este ofrece un flujo de aire de 24.53 máximo y una presión estática de 2.24 mm/H2O, siendo su sonoridad máxima de 24.53 dBA. Por último su cable de 4 pines está forrado en fibra trenzada de color negro.

 

Una vez instalado el ventilador podemos ver la perfecta combinación entre plateado, rojo y blanco.

Montaje e instalación

 

Vamos a instalar el Raijintek Themis sobre una placa base socket LGA1150, por lo que debemos preparar el backplate con los tornillos en la zona central.

 

Una vez presentado el backplate en la parte posterior, sería cuestión de darle la vuelta para comenzar a atornillar.

 

En la parte frontal atornillaremos primero anclajes de plástico y posteriormente atornillaremos las placas correspondientes donde irá fijado el disipador de CPU. Como podemos ver en nuestro modelo de placa base quedan al milímetro, tanto en la zona de las memorias, como en el la zona del disipador de la placa base.

 

Como mencionaba anteriormente, queda todo muy al milímetro, y el disipador al no tener gran altura desde la placa base hasta donde comienzan las aletas de aluminio, podríamos tener problemas con memorias de perfil alto, sin embargo colocando unos milímetros más arriba el ventilador no debemos tener mayor problema.

Banco de Pruebas y tests

 

Equipo de pruebas:

Procesador: Intel Core i7 4790K

Placa base: MSI Mpower SP

Memoria: G.Skill Ripjaws 4x4GB 2400 MHz

Disco duro: Kingston SSD Now V300 120 GB

Disipador: Raijintek Themis

Para el test del Raijintek Themis estresaremos el procesador Intel Core i7 4790K, con los software Prime 95 y con el Intel Extreme Tuning Utility, ambos son muy utilizados para detectar fallos de hardware en equipos o para la medición de resultados tras overclock.

El ventilador del Raijintek Themis funcionará durante todo el test en modo PWM, es decir, se regulará automáticamente según la carga y temperatura de la CPU.

Las pruebas se realizan con el procesador sin modo turbo (4.0GHz), con modo turbo (4.4GHz) y con overclock (4.6GHz).

Para medir las temperaturas hemos utilizado los sensores internos con el AIDA 64 Extreme (v.5.00.3300) y con el Core Temp (v.1.0 RC6), la temperatura ambiente de la habitación en el momento de las pruebas es de 24,2 grados centígrados aproximadamente.

Cada test se realiza durante unos 10 minutos y se repite tres o más veces.

Una vez aplicada la pasta térmica, dejamos el ordenador en reposo durante 24 horas para que se asiente y distribuya correctamente, transcurrido este tiempo comenzamos con los test mencionados arriba.

Los resultados obtenidos del Raijintek Themis son los siguientes:

 

En la gráfica podemos observar las temperaturas alcanzadas por el Raijintek Themis en las diferentes condiciones con los ventiladores en modo automático. Con una temperatura ambiente de 24,5ºC, llegamos a los 62,1ºC bajo carga (4.0 GHz), a los 75,3ºC bajo carga (4.4 GHz) con el modo turbo activado y a los 82,7ºC bajo carga (4.6 GHz) realizando overclocking.

 

Pros y contras / Puntuación

Para resumir podemos decir que el Raijintek Themis se presenta como una muy buena alternativa ante otros disipadores por aire de similares características. Debemos destacar que con el ventilador trabajando automáticamente (PWM) y con el procesador a 100% de carga el ruido generado por los mismos no es demasiado significativo. Claro está y sobra decir que este disipador no está hecho para soportar un procesador bajo overclock.

Podemos adquirir el Raijintek Themis por unos 23 € en tiendas online.

Raijintek Themis

8.7

Diseño

9.0/10

Materiales

8.7/10

Rendimiento

7.7/10

Precio

9.5/10

A favor

  • Buena estética
  • Baja sonoridad del ventilador
  • Tamaño apropiado
  • Buen precio

En contra

  • Posibles problemas con memorias de alto perfil
  • Instalación algo difícil
  • No apto para overclock