Samsung, como nos tienen acostumbrados, han sido uno de los protagonistas en el Mobile World Congress organizado en Barcelona. Y es que la compañía ha presentado a dos grandes titanes para este año, los Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge.

Estos equipos, de los cuáles se planea su lanzamiento en torno al próximo 11 de marzo, ya tienen precios definitivos, no solo para los Estados Unidos, sino también para el territorio europeo, el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge por 700 y 800 euros respectivamente, siempre y cuando hablamos de aquellos que vienen por fuera del contrato con cualquier compañía. Por ahora no se sabe nada en cuanto a planes que nos puedan ofrecer las distintas operadoras del país.