Nvidia continua su aumento de tarjetas gráficas con tecnología Pascal. La compañía lanzó primero la gama más alta, la GTX 1080, a la que le han acompañado otras tarjetas con menor potencia, como la GTX 1070 y la GTX 1060. La compañía ha anunciado que la próxima semana llegarán al mercado dos nuevos modelos, la GTX 1050y la GTX 1050Ti, dos tarjetas dirigidas a los usuarios con presupuestos más bajos. La serie 750 de la generación anterior supuso un gran éxito para la compañía, ya que permitía jugar con una buena resolución gastándose poco dinero. La nueva serie 1050 sigue la misma premisa y nos permitirá jugar a 1080p y 60 fps sin gastar mucho dinero en el equipo.

La nueva Nvidia GTX 1050 ofrece 640 núcleos CUDA y 2 GB de memoria GDDR5, exactamente los mismos datos que tiene la GTX 750 Ti de la generación Maxvell. Aunque sí veremos un aumento en la velocidad de la memoria, pasando de 5,4 Gbps de la arquitectura Maxvell a 7 Gbps en las nuevas tarjetas con arquitectura Pascal. La velocidad de funcionamiento también aumenta, partiendo desde los 1.354 MHz y pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 1.455 MHz, con un ancho de banda de 112 GB/s. Por otro lado, la Nvidia GTX 1050 Ti ofrecerá un escalón más de potencia por muy poca diferencia de dinero. Este modelo aumenta a 768 núcleos CUDA e incluirá 4 GB de memoria GDDR5. Este nuevo modelo tiene un consumo muy reducido, con un TDP base de 75W. Por lo que no sería necesario alimentar la tarjeta gráfica con la fuente de alimentación, pudiéndose alimentar directamente desde el puerto PCIe.

Las nuevas GTX 1050 y GTX 1050 Ti saldrán a la venta a partir del próximo 25 de octubre a un precio que comenzará desde los 125 euros. La mayoría de marcas asociadas a Nvidia lanzarán su versión, así que tendremos modelos de compañías como Gigabyte, Asus o Zotac. En principio, el modelo GTX 1050 Ti tendrá un sobrecoste de unos 10-20 euros sobre el modelo 1050, aunque habrá que esperar para ver qué nos ofrece cada fabricante.