Si hay una empresa que sabe sacar partido a las ventas digitales de sus clásicos es Nintendo. Gracias a la presentación de resultados fiscales de hace unos días se ha sabido que el reestreno del pasado mes de febrero de Pokémon Azul, Rojo y Amarillo se ha saldado con ventas millonarias para los de Kioto y The Pokémon Company: 1,5 millones de copias descargadas en todo el mundo.

Se trata de tres videojuegos lanzados en la Game Boy original hace algo más de 20 años, de ahí que el mérito sea mayor y valioso para una generación de Pokémon que resulta inolvidable para muchos jugadores del mundo. De hecho, y según ha confirmado la propia Nintendo, más de la mitad de las descargas provienen del mercado americano.

No es la primera vez que un juego descargable con varias décadas a su espalda consigue ventas millonarias en la firma: Super Mario Bros 3 hizo lo propio en los primeros meses de Consola Virtual de la Wii original.