Resumen

Hace aproximadamente una semana nos dejaron es nuestras manos este portátil Acer Aspire 5920 el cliente nos comentó que estaba trabajando con él y de repente se apagó. Como ya ha ocurrido otras veces, conectamos el cargador al portátil con la esperanza de que fuera un despiste y simplemente el problema fuera falta de batería, pero no fue así, ni siquiera las luces superiores se encendían indicando que se hubiera conectado el cargador, ni las delanteras se encendían indicando que la batería había comenzado su proceso de carga.
Lo único que quedaba antes de proceder a la apertura del mismo era comprobar con un tester que el transformador daba corriente de salida, y así fue, marcaba 12v continuos.

Ya habiendo realizado las comprobaciones previas lo único que quedaba era abrir el portátil.

Una vez abierto, nos dimos cuenta que debajo de la placa base había un cable que iba hasta la parte posterior del mismo, este cable parecía ser el cable de corriente, así que procedimos a desmontar completamente la placa y llegamos a dicho cable, este portátil a diferencia del 80% de los portátiles del mercado tiene este cable que va desde un conector de la placa base hasta la parte posterior del portátil.

Para descartar que fuera problema de la placa base, conectamos el transformador directamente a esta, sin cable de por medio y arrancó a la perfección, así que el problema claramente procedía del cable que habíamos quitado y tras comprobar dicho cable nos encontramos con esto.

El cable estaba desoldado del conector que va a la parte trasera del portátil y en el que va conectado directamente el transformador de corriente.

Tras volver a soldar el cable, y añadirle de nuevo el termo-retráctil para evitar cortocircuitos no deseados, conectamos el cable a la placa y este al transformador, y pudimos ver que efectivamente el problema que presentaba el portátil era este cable y que por lo menos la placa volvía a la vida encendiendo sus leds como se puede ver aquí.

Tras probar que la placa daba luz de nuevo, conectamos la pantalla y encontramos otro problema… el disco duro había muerto completamente, la conclusión es que hubo algún pico de tensión lo que provocó la avería del disco duro y que el cable se desoldara.

Para finalizar el trabajo comprobamos con un disco duro nuestro y funcionaba perfectamente, así que solo quedaba instalar un disco duro nuevo, terminar de cerrar el portátil, formatear, configurar y darle una limpieza para ser entregado de nuevo a su dueño.