Resumen

Como se puede observar, este portátil nos lo trajeron con un golpe muy feo en la pantalla, así que procedimos a la sustitución del mismo tras comprobar que el portátil seguía funcionando perfectamente a pesar de la rotura de la pantalla.

También detectamos un ligero sobrecalentamiento del ordenador, así que le cambiamos la antigua pasta térmica ya reseca por una nueva y de calidad.

Podemos ver en las imágenes un resumen de todo el proceso de desmontaje del ordenador y la instalación de la nueva pantalla así como del cambio de la pasta térmica y el resultado final del trabajo.