El KATAR PRO Wireless ofrece un rendimiento inalámbrico apto para juegos con una latencia inferior a 1 ms gracias a SLIPSTREAM WIRELESS, para una conexión más rápida que con cable y que registra cada movimiento, clic y desplazamiento en el momento preciso más importante.

Alimentado por una sola batería AA y con una duración de hasta 135 horas, el KATAR PRO WIRELESS está equipado con un sensor óptico de 10.000 ppp y tres configuraciones predeterminadas de ppp que se pueden cambiar sobre la marcha. Sus seis botones son completamente programables mediante el software CORSAIR iCUE, lo que permite combinar varios comandos en un macros individuales de un solo clic para jugadas críticas, reasignar cualquier botón o tecla a una ubicación más práctica, y mucho más.

KATAR PRO WIRELESS, el nuevo ratón inalámbrico y el más ligero del catálogo de CORSAIR, con un precio sumamente asequible, aporta un diseño ligero y un rendimiento de peso pesado.

Se acompaña además de un sensor Pixart PMW3325, perteneciente a la gama media o media-baja. No sabemos qué botonera se utiliza, así que no sabemos si Corsair ha optado por opciones Omron o similar de buena calidad.

Finalmente, destacar la compatibilidad con el software iCUE para manejar sus 6 botones programables. Como os indicamos al principio de la noticia, este es un ratón que llega al mercado a un precio de 50 euros, lo que en la escena de los ratones gaming inalámbricos es asequible.