Valve ha anunciado que revisará el sistema de análisis de usuarios de Steam para evitar que los desarrolladores puedan ayudar a modificar la nota de sus juegos.

De este modo, todo aquel que active un juego usando una clave de Steam será capaz de escribir un análisis, pero no podrá puntuar el título en cuestión. La propia Valve ha admitido que algunos estudios abusaban de este sistema para aumentar las notas de sus títulos, por lo que al final han decidido adoptar esta medida. Esto no afectará a los juegos que sean comprados directamente en la tienda.

De hecho, la compañía ha anunciado finalizará su relación de negocios con todos los desarrolladores que hayan violado las normas de esta tienda digital con acciones como estas.
Finalmente, Valve ha querido dejar claro que continuará actualizando este sistema con nuevas características para solucionar más problemas, como los análisis marcados como útiles que no ofrecen contenido informativo de ningún tipo.