¿Eres de los que lee WhatsApp conduciendo? Aunque se advierte de esta práctica en Reglamento General de Circulación y el conductor puede enfrentarse a una multa si un policía le pilla infraganti, en EE.UU. van a dar un paso más allá con el «textalyzer», el dispositivo que permitirá a los agentes saber si un conductor implicado en un accidente consultó su «smartphone» cuando no debería.

Este nuevo software, según explica «Ars Technica», es una especie de alcoholímetro solo que, en vez de detectar el nivel de alcohol en sangre, ayuda «a las autoridades a determinar si una persona involucrada en un accidente iba distraído».

Lo más llamativo de todo es que «textalyzer» está siendo desarrollado por Cellebrite, la compañía israelí que se ha hecho famosa hace unas semanas por ayudar al FBI a desbloquear el iPhone de un terrorista.

 Aunque aún está pendiente de aprobación, la nueva legislación propuesta en Nueva York pretende obligar «a los conductores implicados en un accidente a presentar su teléfono», según «Ars Technica». El dispositivo sería sometido al «textalyzer» «para determinar si el conductor estaba usando el teléfono móvil».

Para preservar el derecho a la privacidad, el software no entraría en las conversaciones, contactos, números de teléfonos, fotos y demás datos de carácter privado. «Lo único que dirá es si el teléfono estaba en uso antes justo antes del accidente», especifica la publicación. En caso de dar positivo, ya se necesitaría de una orden judicial para saber si se usó con el manos libres o no.

La razón de ser de «textalyzer» reside en la iniciativa llevada a cabo por Distracted Operators Risk Casualties, una organización que vela por reducir el número de accidentes de tráfico por culpa de las distracciones y cuyo presidente perdió a un hijo en Nueva York después de que un conductor distraído lo matara con solo 19 años.

En EE.UU. las distracciones son las responsables del 20% de los accidentes causados.